Gloria, 53 años

“El verdadero daño no lo causó el robo de la clave, si no la desconfianza que supuso tener que sospechar de los vecinos”

Anuncios