Javier, 22 años

“Usé una aplicación para ver qué aparatos estaban conectados a mi red. Vi que había un aparato que no era mío. Cambié de contraseña y, desde ese día, no ha vuelto a pasar”

Anuncios