Las claves del robo de wifi

Si no has cambiado la contraseña del router que viene por defecto y notas como la velocidad es mucho menor puede que te estén robando wifi. Un delito que con el paso de los años ha ido aumentando y hasta hay quienes han hecho negocio con él

pablo
El robo de wifi está recogido en dos artículos del Código Penal. Autoría: Belén Sancho

Notas como la línea va más lenta. Los archivos tardan horas en subirse y cuando ni siquiera lo utilizas, las luces del router siguen iluminadas y parpadeando sin parar. No eres tú. Tampoco hay nadie más en casa, ¿o sí?

Cada día es más frecuente el aprovechamiento de redes inalámbricas ajenas. Un delito que puede conducir a otros más serios y graves. Por este motivo, empresas y particulares buscan soluciones, pero resultan insuficientes.

Los ladrones de la red

Se anuncian como si de clases particulares se trataran. Aparecen en páginas como milanuncios o métodos más antiguos, como los anuncios en farolas. “Cobro 30 euros y saco todas las claves que pueda por el mismo precio”, explica Raúl a través de e-mail.

No necesita tener nada preparado, con solo un ordenador y personándose en casa es capaz de sacar todas las claves que pueda de los vecinos de alrededor. Saben que están cometiendo un delito, pero también conocen los límites de esta ley, y de ello se aprovechan.

18664528_1963905923829888_6230566701114659959_n
En Zaragoza, aparecen tres personas en milanuncios.com anunciando sus servicios de robo de claves wifi. Autoría: captura de pantalla de los mensajes.

Además, en Internet puedes encontrar todo tipo de tutoriales, aplicaciones y programas que te enseñan en pocos pasos cómo descifrar redes inalámbricas ajenas. Un delito cada vez más frecuente y más extendido, pero del que nadie hace nada para pararlo, ya que la mayoría que intuye que le están robando wifi no denuncia, sino que se limita a cambiar la contraseña que viene por defecto en el router.

Medidas que resultan insuficientes y que tarde o temprano puede volver a suceder, puesto que no hay nada indescifrable. Aunque existen herramientas y antivirus que pueden ayudar a proteger con más seguridad tu conexión a Internet.

Una ley insuficiente

Puede que nuestro vecino nos esté robando la red wifi y que pensemos que solo es eso pero nosotros no conocemos para qué lo está usando. Puede que solo lo emplee para conectarse a Facebook o mirar cómo se hace esa receta que les quiere preparar a sus padres aunque también puede que esté utilizando tus megas para cometer un grave delito en tu nombre.

Según el abogado Javier Lasheras, experto en Derecho de Internet y Nuevas Tecnologías, quien utiliza nuestra señal de Internet sin permiso puede, por un lado, incurrir en la ley de protección de datos de carácter personal, esos que hacen reconocible a una persona, es decir, datos de su intimidad. Y, por otro lado, todo lo que se obtiene y el uso que hace de ello, al utilizar nuestra red.

En el caso de que utilice una red inalámbrica ajena que no sea pública, estará cometiendo un delito contemplado en los artículos 255 y 256 del Código Penal. La pena oscila entre los 3 y los 12 meses de multa. En el caso de que la defraudación económica no supere los 400 euros, la pena será de uno a tres meses de multa.

En cambio, si la persona se dedica a descifrar claves y vender esos servicios a terceros estaría cometiendo un delito de descubrimiento y revelación de secretos (artículo 197 y siguientes del Código Penal). Según Cristina Ribas Casademont, licenciada en Derecho y experta en Derecho de Internet y TIC, “la pena será de prisión y su extensión dependerá de los hechos, factores y circunstancias que hayan ocurrido en el caso concreto”.

Desesperación.JPG
La pena por robo de wifi es de entre 3 a 12 meses de multa. Autoría: Belén Sancho.

Lasheras advierte de que en España no se denuncian este tipo de irregularidades y la mayoría se limita a cambiar la contraseña. Un problema grave del que no es consciente la sociedad, pues al robar la contraseña están incurriendo en un delito contra la intimidad y, quién sabe, si pueden estar haciendo cualquier tipo de actividad en nuestro nombre.  

Problemas, más allá del wifi

La velocidad en la navegación no es el único problema que puede causarle alguien que haya descifrado su clave. A ello, hay que sumarle que puedan acceder a tu disco duro y no solo revisar tu información privada, también pueden almacenar archivos que no sean tuyos y que puedan comprometerte.

Un delito que va más allá del robo de megas y que puede transformarse en otro problema real y grave. Por ejemplo: depositar una carpeta oculta con contenido pornográfico infantil en su disco duro. En el caso de que alguien descubriera ese contenido y decidiera denunciarle, ¿cómo demuestra que no es suyo? Un simple aprovechamiento de red se convertiría en un delito mayo.

Por este motivo, entre otros, extremar la precaución con nuestra seguridad en red y seguir los consejos que ofrece el Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil resulta fundamental para tener una conexión segura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s